"

30.1.15

El veto ruso hunde el precio de los productos lácteos en 2014


El pasado 2014 fue un año convulso para los precios de los productos lácteos, a causa del veto ruso a la importación de productos alimentarios de la UE. Esto provocó un descalabro importante y una saturación en la producción de quesos de los cuales Rusia era el principal importador.
El veto ruso hundió los precios de los productos lácteos de los estados miembro. En el último año, el precio de la mantequilla ha caído un 26,3%, el del queso un 8,4, mientras que el de la leche en polvo desnatada descendía un 31,8%, siendo muy significativa la caída que se produjo entre agosto y setiembre, cuando cayó un 13,1%; y el de la leche entera en polvo, un 32,6%, que en los últimos meses cayó un 11,3%.
El hecho de no fabricarse quesos tuvo como consecuencia el encarecimiento de todos aquellos productos lácteos que se derivan de la fabricación de queso, básicamente sueros de leche utilizados para la fabricación de piensos y de leches maternizadas.
También tuvo una consecuencia anómala y positiva para el sector: el abaratamiento de los productos en base a la leche spray o leche deshidratada. Otra vez, al reducirse la fabricación de quesos, la leche cruda que se destinaba a esta finalidad, fue mayoritariamente a la fabricación de leche en polvo, provocando una bajada de precio importante en esta materia.
A finales del año pasado el sector lácteo consiguió cierta estabilidad y ya se ha visto que el precio de las materias primeras resultantes de la fabricación de quesos comenzaban a bajar y todavía se mantienen en condiciones favorables los productos en base a la leche spray. Es por eso que durante este inicio de año ya se pueden actualizar a la baja y de forma significativa los precios de algunas de las leches con las que Provetsa trabaja.