"

29.2.16

Es importante que toda la sociedad se implique en la eliminación de la resistencia a los antibióticos


La resistencia a los antibióticos causa en el Estado español 2.500 muertes anuales. Esta situación genera un gasto sanitario adicional de 150 millones de euros. Si no se hace nada, se prevé que en el año 2050 habrá 40.000 muertes anuales por infecciones que antes eran fácilmente curables. El origen de este problema no son las bacterias, sino nosotros mismos, ya que el motivo de la aparición de estas resistencias es la utilización excesiva y el uso inadecuado de los antibióticos. Cuando una bacteria es resistente, los tratamientos antibióticos no son eficaces y se incrementa el riesgo de diseminaciones a personas, animales y al medio ambiente. Una amenaza creciente para la salud pública.
Es imprescindible que toda la sociedad adopte medidas. En el Estado español existe el plan nacional para hacer frente a la resistencia a antibióticos, del que forman parte más de 200 expertos, entre ellos Provetsa. Se han establecido 6 líneas estratégicas comunes: la vigilancia del consumo de antibióticos i de bacterias resistentes a través de la receta electrónica y la creación de una red de laboratorios de apoyo, o el control mediante la difusión y promoción de programas de uso prudente de antibióticos y guías de prescripción. Otra de las líneas es la prevención, impulsando medidas para evitar las infecciones y el uso de herramientas que faciliten el diagnóstico. Otra línea clave es la investigación, para mejorar el conocimiento de las causas y las consecuencias de la resistencia, además de fomentar el desarrollo de nuevos antibióticos y alternativas. Es imprescindible la formación. Se entiende que ha de ser una constante para todos los profesionales de la salud en todas las etapas de su carrera. También es básica la comunicación, que permite sensibilizar al consumidor sobre el buen uso de los antibióticos. Es importante que toda la sociedad se implique en la eliminación de este problema: médicos, farmacéuticos, veterinarios, enfermeros, educadores, padres, pacientes, ganaderos, infantes, consumidores...