"

29.8.16

La alimentación en parideras y durante el destete es muy importante


Uno de los grandes retos en cualquier explotación porcina es hacer la transición de la alimentación líquida del lechón durante el periodo de amamantamiento a una dieta basada en cereales y proteínas vegetales. Uno de los aspectos más importantes es que muchos de los lechones llegan al momento del destete sin haber aprendido a consumir alimentos sólidos y pueden pasar hasta 24 o 48 horas hasta que el animal consume los primeros granos de pienso o agua. Durante este tiempo se genera un cambio de la microbiótica intestinal que puede hipotecar los resultados productivos futuros. Una microbiótica sana es imprescindible para la salud del animal y la mejora de la digestibilidad de los nutrientes.
Para evitarlo es importante e idóneo ofrecer una alimentación muy apetecible en la fase de parideras y que los lechones tengan acceso a agua y, si es posible, en chupetes o bebederosparecidos a los que tendrán en la fase del destete. La alimentación líquida nos permite en estas edades maximizar el consumo y estimular muy precozmente la evolución de la microbiótica y la capacidad enzimática del intestino para que sean más eficientes en el aprovechamiento de las dietas vegetales.