"

21.2.13

El día a día de nuestros profesionales


Josep Soler: "Curar es mucho más caro que prevenir, por eso es muy importante seguir una buena pauta para evitar enfermedades y tratamientos"

Josep Soler nació en un entorno ganadero, en Vilanova i la Geltrú. Desde hace 16 años forma parte del equipo veterinario de Provetsa. Cada semana visita un gran número de granjas de terneros de todo el territorio catalán. Coincidiendo con el resto de sus compañeros, considera que ésta es una tarea totalmente vocacional.

Ayudar al sector ganadero a tener una producción de calidad, sana, respetuosa con el medio ambiente y que genere beneficio al propietario es su principal objetivo en Provetsa. Josep Soler asegura que la prevención es uno de los factores clave para lograrlo. "Curar es mucho más caro que prevenir, por eso es muy importante seguir una buena pauta para evitar enfermedades y tratamientos", comenta. Si hay algún animal que no sigue esta pauta "se debe tratar o dejarlo por inviable", añade. Soler explica que la pauta preventiva óptima se basa en el manejo y la alimentación. "A menudo haces mucho más trabajo con un buen manejo que con la aplicación de tratamientos antibióticos. Y es que, con una planificación adecuada evitas muchas urgencias ", dice.

Aparte de prevenir y curar, formar a los cuidadores es otra de las tareas que destaca Josep Soler en su día a día. Para que una granja funcione correctamente "es importante que el cliente sea autosuficiente y pueda solucionar el problema en primera instancia", destaca.

La inmediatez es otro de los aspectos que considera relevantes para asegurar el buen funcionamiento de una explotación. "Trabajamos con animales vivos, por lo tanto, si surgen problemas los tenemos que resolver rápidamente", dice. En este sentido, los nuevos canales de comunicación surgidos mediante la actual revolución tecnológica también son beneficiosos para el sector ganadero. Soler explica que el WhatsApp y el correo electrónico se han convertido en dos herramientas muy utilizadas para comunicarse entre los veterinarios y cuidadores de Provetsa. "Cuando un ganadero tiene algún problema te lo puede explicar por teléfono, pero si te envía una foto o vídeo te haces una idea mucho más real", dice y añade que estos nuevos canales "nos ayudan a actuar con rapidez" .

Aunque las nuevas tecnologías facilitan la comunicación y la actuación de los veterinarios, Soler considera muy importante el trato personal. "Cada semana visitamos los clientes y hacemos un seguimiento exhaustivo de la granja. Aunque una granja funcione correctamente, no puedes dejarla de visitar", dice y añade que" el trato humano y de proximidad es esencial para un buen funcionamiento, y en Provetsa eso lo tenemos muy claro ".

Josep Soler se considera un afortunado por poder trabajar de lo que más le gusta. "Además, cuando ves que las cosas funcionan y que el cliente está contento es muy agradecido", concluye.