"

18.4.13

El día a día de nuestros profesionales


Jordi Pujol: "Trabajamos por un sector muy sensible, por clientes muy cercanos y familiares, y eso es fantástico"

Jordi Pujol estudió en la Escuela de Formación Profesional de Quintanes, es hijo de una familia de ganaderos y conoce Provetsa desde que era muy pequeño. Recuerda cuando los camiones de la comercial farmacéutica descargaban los sacos de pienso en su casa, dice que le encantaba ayudar a sus padres a cuidar el ganado y explica que con sus hermanos se sorteaban "quien de los tres llamaba a Provetsa para hacer el pedido de medicamentos o pienso para el ganado porque todos lo queríamos hacer". Hoy hace 9 años que trabaja en el departamento de logística y transporte de la empresa.

"Para ofrecer un buen servicio tienes que estar al cien por cien y dar lo mejor de ti. No te puedes encantar", dice y asegura que "la inmediatez y la puntualidad son dos aspectos esenciales para que este departamento funcione correctamente". Jordi transporta los pedidos de pienso y medicamentos, y hace el reparto. "El cliente agradece que le lleves los productos que ha pedido en condiciones óptimas. Es por eso que intento trabajar de una manera ordenada, correcta y ordenada, como si fuera para mí", comenta.

La ruta que hace diariamente depende de los pedidos y las necesidades del cliente. "Nunca dejamos ningún cliente desatendido. Si en un solo día debemos ir dos veces a un mismo destino, vamos", remarca y añade que el horario de reparto "lo adaptamos según la demanda para dar el mejor servicio". Pujol asegura que el buen funcionamiento del departamento "es gracias a todo el equipo que formamos parte y que trabajamos codo a codo para los pedidos lleguen a tiempo", subraya.

"Me gusta mucho conducir, hablar con los clientes y escucharlos, y este trabajo me lo permite" comenta y explica que esta es una de las áreas que "tenemos más contacto directo con el cliente, tanto para bueno como para malo . Percibimos si están satisfechos o no porque los vemos muy a menudo. Y es que, el contacto humano es necesario para poder avanzar y mejorar".

Pujol considera que este "es un trabajo muy agradecido ya que trabajamos por un sector muy sensible, por clientes muy cercanos y familiares que propician un trato muy humano, y eso es fantástico".