"

16.10.14

Día Mundial de la Alimentación 2014


Con este artículo iniciamos un nuevo bloque de noticias donde cada mes trataremos un tema de actualidad de ámbito glocal. Hoy coincidiendo con el Día Mundial de la Alimentación, dedicamos este primer artículo a hablar de cómo ha mejorado en eficiencia la agricultura y la ganadería en los últimos años.

En 2011 la población mundial superó los 7.000 millones agravando así uno de los problemas más graves de nuestro tiempo: la seguridad alimentaria. Los expertos auguran que en 2050 superaremos los 9.000 millones. Según datos de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), la clase media incrementará con 3.000 millones de personas más a la cifra actual, que es de 1.800 millones. Esto supondrá un aumento de la demanda de la carne, la leche y los huevos de hasta un 60% más que en la actualidad. Se necesitarán, por tanto, más alimentos de origen animal. En definitiva, habrá que alimentar a más personas con menos recursos, ya que habrá una sobrexplotación de la tierra -que tarde 1,5 años en regenerar el consumo anualmente.

Sin embargo, los expertos son optimistas y consideran que habrá suficiente comida para todos. Aseguran que la seguridad alimentaria tiene solución, si se adoptan medidas inmediatas en el ámbito de la innovación y del comercio. En el caso de la innovación, los investigadores científicos y analistas consideran que esta representa una parte muy importante de la solución. Según datos obtenidos en estudios realizados en Estados Unidos, hoy en día gracias a la innovación 7 vacas producen la carne de 10 vacas en el 1977; las vacas producen 4 veces más litros de leche que las vacas de mediados de la década de 1940 o los agricultores producen la misma cantidad de carne de cerdo que los de 1959, a pesar de haber reducido un 38% la cabaña porcina.

En cuanto al comercio, eliminar los obstáculos a la movilidad internacional de alimentos es otra de las medidas importantes para erradicar el hambre y mejorar la vida de millones de personas.

Aunque vivimos en un mundo cada vez más globalizado, nosotros también podemos aportar nuestro granito en la mejora de la eficiencia de la agricultura y la ganadería pensando globalmente y actuando localmente.