"

24.5.13

El día a día de nuestros profesionales


Núria Pujol: "Provetsa ha crecido, pero ha sabido mantener el calor familiar"

Nuria Pujol hace 19 años que trabaja en Provetsa. Empezó a trabajar en 1994, entonces hacía las prácticas y las compaginaba con los estudios de Ciencias Empresariales. Hoy es la responsable del departamento de ventas de la empresa.

"Mi día a día consiste en gestionar los pedidos de los clientes y, paralelamente, evitar que no haya rupturas de stocks. Cada día el cliente te pide productos que se le deben entregar al instante, por lo tanto, es muy importante hacer un buen control del stock para no quedarnos sin material y poder servir al cliente en el plazo previsto" , explica y añade que los productos "deben tener mucha rotación, no se pueden tener parados, sino al final te sale caro. Además, es primordial tener clara la cantidad que hay que comprar de cada producto para que no quede ninguno sin utilizar. Además, la mayoría de productos que ofrecemos están condicionados por la caducidad".

Provetsa realiza la compra de la mayoría de los productos directamente a los laboratorios fabricantes lo que "considero que es un valor añadido porque puedes ofrecer mejores precios manteniendo la calidad, y el cliente lo valora muy positivamente", puntualiza Pujol. La agilidad y la inmediatez a la hora de responder los pedidos es esencial para ofrecer un buen servicio "como también lo es reaccionar con rapidez ante cualquier reclamación o error que pueda surgir. Hay que ser ágil y encontrar una solución inmediata", subraya.

El departmento de ventas de Provetsa gestiona casi el 90% de los clientes de la empresa. "Es muy importante asegurar que las cantidades y los precios son correctos, para no hacer ningún error en la facturación", explica. La factura se envía en formato papel, aunque previamente el cliente puede consultarla en la web, en el área privada que este año ha puesto en marcha Provetsa destinada única y exclusivamente para los clientes. "Este proceso nos permite agilizar y facilitar la gestión administrativa de la explotación de una forma rápida y sencilla", dice.

Pujol comenta que le gusta mucho la labor que lleva a cabo en Provetsa. "Considero que tengo un trabajo muy dinámico, me gusta, me siento muy bien haciéndolo" y dice que lo que más valora de la empresa es que "Provetsa ha crecido mucho, a nivel de infraestructura, pero ha sabido mantener el calor familiar". Núria Pujol concluye la conversación asegurando que "el trato humano es lo que nos diferencia y hace que contamos con una importante fidelización por parte de los clientes".