Genefarm


Genefarm nace en 1980 con la intención de hacer llegar, a los productores de porcino, las innovaciones genéticas y sistemas de inseminación artificial que habían experimentado y perfeccionado dos profesionales, Agustín Camprodon y su socio y amigo, Toni Deseuras. Ellos fueron promotores de, entre otros, de nuevo sistemas como el formato blíster para la dosis de semen… También fueron los primeros en probar la más que conocida genética DANBREAD. Las cedas de cría de Genefarm son conocidas y reconocidas por su hiperprolificidad y sus actitudes de cría. A día de hoy, Genefarm, a parte de seguir contando con una de las mejores cerdas de cría, también ofrece a sus clientes las dosis de semen pensadas y preparadas a conciencia en un centro de inseminación propio, que garantizan una alta prolificidad junto con unos crecimientos rápidos e índices productivos de primer nivel.